Blog

HomeBlogFORTALECE TU SISTEMA INMUNE CON OXIGENO HIPERBÁRICO.
fortalece

FORTALECE TU SISTEMA INMUNE CON OXIGENO HIPERBÁRICO.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. Su papel es proteger al cuerpo de microorganismos extraños tales como virus, bacterias, hongos y parásitos. Es un sistema extremadamente complicado que utiliza diferentes estrategias para neutralizar a estos invasores. La primera línea de defensa del sistema inmune es la creación de una barrera, por ejemplo, la piel produce sustancias antibacterianas; la nariz secreta moco, la boca produce saliva y los ojos liberan lágrimas. Si los organismos extraños logran ingresar al cuerpo, pueden ser expulsados ​​por mecanismos específicos, como estornudos o tos, por ejemplo, o destruidos por las células del sistema inmune antes de que proliferen y causen infecciones.

El sistema inmune está conformado por órganos que ayudan a una defensa optima, estos son:

  • La médula ósea:

Produce las células del sistema inmune y, por lo tanto, es un órgano esencial de defensa del cuerpo.

  • El timo:

Situado en el pecho entre el esternón y el corazón, el timo produce un tipo de células llamadas células T, este juega un papel importante en el sistema inmune de bebés y niños pequeños.

Los siguientes órganos se pueden comparar con los campos de batalla donde las células del sistema inmune se reúnen para luchar contra los enemigos:

  • El bazo:

Se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo sobre el abdomen. Su función es filtrar la sangre en busca de organismos extraños.

  • Los ganglios linfáticos:

Estos pequeños órganos en forma de frijol se pueden encontrar en diversas partes del cuerpo, como las axilas, la ingle, el cuello, el intestino, el abdomen y el pecho. Filtran la linfa para eliminar microorganismos extraños. Cuando hay respuesta inmune desencadenada por la presencia de invasores, los ganglios se inflaman.

  • Nódulos linfáticos:

Incluyen el apéndice, las amígdalas y las placas de Peyers en el intestino. A diferencia de los ganglios linfáticos, estos tejidos no filtran la linfa. Su función es proteger áreas estratégicas del cuerpo, como los tractos respiratorio y gastrointestinal.

  • Las células del sistema inmune: 

Los glóbulos blancos, también llamados leucocitos, surgen en la médula ósea como células madre. Ellos son los soldados del sistema inmune. Su número aumenta cuando hay invasión de microorganismos. Todos los glóbulos blancos portan moléculas distintivas que les permiten reconocer a los demás y así detectar sustancias extrañas, esto es importante porque este sistema evita que las células del sistema inmune ataquen las células sanas del cuerpo. Los glóbulos blancos también tienen la capacidad de recordar a sus enemigos y, si reaparecen, sabrán cómo neutralizarlos.

Un sistema inmunitario fuerte y sano es fundamental para evitar contraer enfermedades o ayudar al organismo a combatirlas de forma eficaz.  El sistema inmunitario combate todo tipo de infecciones en el cuerpo, por este motivo día a día es más frecuente el uso de oxigeno hiperbárico para obtener una ventaja competitiva frente a estas infecciones. El aumento de los niveles de oxígeno en el cuerpo ayudará a mantener la vida y proporcionará al cuerpo las herramientas que necesita para evitar todo tipo de dolencias. Las personas han usado la terapia con oxígeno hiperbárico para combatir los efectos de los accidentes cerebrovasculares, los ataques cardíacos y los trastornos digestivos.

Recordemos que oxígeno hiperbárico o presurizado que es 100% puro tiene muchas cualidades curativas entre las cuales están estimular el sistema inmunitario.

El sistema inmune se ve reforzado por un aumento en el número de glóbulos blancos cuando están expuestos a un ambiente enriquecido y oxigenado. Los tejidos en el cuerpo y todos los órganos corporales están completamente saturados con oxígeno puro durante cada tratamiento de terapia con oxígeno hiperbárico. Cuando el oxígeno está bajo presión, tiene la capacidad de infundir oxígeno a órganos vitales y, por lo tanto, esta fuente de aire presurizado produce un proceso de curación más rápido. Las personas han usado esta terapia para sanar quemaduras en los centros de tratamiento y más tarde en un entorno familiar. Las lesiones típicas que uno esperaría que un jugador de fútbol profesional gane en el día del juego se pueden curar en menos tiempo y la mayoría de los atletas profesionales usan los sistemas hiperbáricos.

La terapia con oxígeno hiperbárico también ayuda al cuerpo a sanar de otras maneras. La saturación de oxígeno de los músculos dentro del cuerpo hacen que este produzca más glóbulos rojos. El objetivo principal de los glóbulos rojos en el cuerpo es producir oxígeno. Los tratamientos de oxígeno hiperbárico promueven el sistema inmune al agregarse al sistema de defensa del cuerpo. Un entorno enriquecido con oxígeno tiene la capacidad de cicatrizar más rápido al tiempo que promueve la curación de partes específicas del cuerpo al mismo tiempo. El aumento de las cantidades de oxígeno puede llegar más rápido a los huesos, los tejidos y las partes del cuerpo y ser más eficaz cuando se combate una infección. La generación de glóbulos blancos se sale de la tabla cuando las terapias de oxígeno hiperbárico se usan con regularidad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado terapias de oxígeno hiperbárico para el tratamiento de muchas condiciones de salud y algunas de ellas bastante delicadas. Las personas con úlceras diabéticas, quemaduras, intoxicación por monóxido de carbono, apoplejía, cáncer y enfermedades cardíacas se han beneficiado de recibir tratamientos regulares. El ambiente de oxígeno puro acelera las propiedades curativas de la fuente. Las personas que reciben tratamientos con oxígeno hiperbárico regularmente han notado un aumento en los placeres sexuales y un aumento en la energía y la resistencia. Las células cerebrales se estimulan cuando se exponen al oxígeno puro, y las personas que sufren daños cerebrales por accidentes automovilísticos y accidentes cerebrovasculares han mostrado signos de recuperación mientras permanecen en el hospital después de someterse a tratamientos en las cámaras de oxígeno hiperbárico.

La terapia de oxígeno hiperbárico ofrece protección del sistema inmune, mejora la actividad antibacteriana, ayuda la capacidad de destrucción de los glóbulos blancos para que luego pueden destruir gérmenes, toxinas y radicales libres. Ejemplo de ello es que esta terapia ayuda a neutralizar la bacteria Clostridia que crece en ausencia de oxígeno y causa gangrena gaseosa.

Concluyendo podemos determinar que el oxígeno hiperbárico es una fuente que ayuda a mejorar la calidad de vida y es un aliado efectivo en pro de nuestra salud y bienestar.

 

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment