Blog

HomeBloglesiones de rodilla comunes-prevenir
lesion, rodilla, recuperación, oxigenación

lesiones de rodilla comunes-prevenir

Las lesiones más comunes que se producen en el esquí son las de rodilla. Esto se debe a que es la articulación en la cual más peso recae cuando esquiamos. Aun así, no podemos olvidar otro tipo de lesiones que también se pueden producir cuando se practica el esquí. Estas pueden ser musculares (contracturas, distensiones, roturas fibrilares) o incluso algún hueso roto por culpa de una mala caída.

Un esquiador que mantenga una buena forma física tendrá muchas menos opciones de lesionarse una rodilla que un esquiador que no la tenga. ¿Pero cuáles son las cualidades para que tengamos menos probabilidad de hacernos daño?

Una buena preparación física previa es una de las claves. Ejercicios aeróbicos que permitan poder aguantar el ejercicio que se produce al esquiar. Nuestra recomendación es combinar ejercicios aeróbicos con ejercicios de resistencia. Otro aspecto importante es la flexibilidad. Mientras más flexible seas, menos probabilidad de lesión tendrás. Al contrario de lo que mucha gente piensa, la flexibilidad se puede trabajar. Realizando ejercicio de estiramientos podrás ir ganando flexibilidad poco a poco. Por último, y no menos importante, es la fuerza muscular. Generar masa muscular alrededor de la rodilla es esencial para evitar este tipo de lesiones. El músculo que más hay que trabajar para reducir las probabilidades de lesión de rodilla es el cuádriceps.

Cuando llega el momento de ir a esquiar existe otra clave. No es otra que calentar bien antes de empezar el día de esquí. La mayoría de esquiadores no lo hace y esto es muy peligroso. No pierdes más de 10 minutos y puedes evitar una lesión grave. Realizar círculos con las rodillas, unas cuantas sentadillas y unas elevaciones de piernas pueden ser suficientes para calentar esta articulación. Además de las rodillas también es conveniente calentar las otras partes del cuerpo.

Nuestra última recomendación es que tengas cuidado al final del día. La calidad de la nieve empeora con el paso de las horas, y las lesiones de rodilla son más frecuentes. Cuántas veces habremos escuchado “se fastidió en la última bajada”. Por eso es mejor no forzar a medida que pasa el día.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Leave a Comment