Tag : crioterapia

HomePosts Tagged "crioterapia"
freeimages.co.uk medical images

La crioterapia para paliar los dolores de la esclerosis múltiple

Un estudio del Centro Nacional de Información Biotecnológica ha determinado que la crioterapia de cuerpo entero puede ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple. Según datos de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple esta enfermedad afecta a unas 47.000 personas en nuestro país, por lo que son el mismo número de familias las que tienen que lidiar con la problemática que conlleva esta dolencia.

Esta enfermedad degenerativa todavía no tiene cura, pero lo que se está investigando es como hacer la vida de los pacientes más fácil y llevadera. El estudio se ha realizado con 48 personas, divididos en dos grupos en función del grado del dolor del paciente. En los dos grupos, la incidencia de la crioterapia fue positiva para disminuir el grado de dolor y de fatiga. Eso sí, al grupo de nivel inferior le fue mucho mejor.

La crioterapia es un tratamiento que consiste en exponer el cuerpo a temperaturas muy bajas durante un periodo corto de tiempo. Lo que determina este estudio, es que las que ayudan a combatir la esclerosis múltiple son las de cuerpo entero, ya que la mayoría de las cámaras de crioterapia en nuestro país no lo son. Una de las pocas cámaras de crioterapia de cuerpo entero de nuestro país se encuentra en la clínica madrileña Revitacell. Normalmente la cabeza queda exento del frío, ya que se encuentra fuera de la cámara. Este tipo de tratamiento activa potentes mecanismos antiinflamatorios y analgésicos.

El calor multiplica los efectos de dolor y fatiga de esta enfermedad en la persona que lo sufre, por lo que una exposición a unos 100º bajo cero ayudará al paciente a que el dolos disminuya, mejore la sensibilidad y se adecúe el tono muscular. La recomendación por tanto es seguir un tratamiento continuado, ya que se ha comprobado que la mejora del estado de salud está linealmente relacionada con la duración del tratamiento.

280h-1-lesiones_musculares

Lesiones musculares en el deporte

Las lesiones musculares son muy temidas entre los deportistas. No solo son las más frecuentes sino que muchas veces también son las más difíciles de recuperar. Muchos son los deportistas que tras sufrir una rotura fibrilar por ejemplo vuelven a lesionarse. Las recaídas en las lesiones musculares son bastante frecuentes, ya sea porque no se ha curado bien, porque se vuelva al ejercicio físico antes de tiempo, o simplemente por mala suerte, siempre se siente una especie de miedo cuando vuelven a los terrenos de juego.

Las lesiones musculares se dividen en dos grandes grupos. Primero están las lesiones por acortamiento entre las que destacan la inflamación muscular de efecto retardado (lo que todos llamamos agujetas), contracturas y calambres. Estas lesiones son de carácter leve y normalmente no apartan de la competición durante mucho tiempo. En cambio, las lesiones que se producen por elongación como pueden ser las distensiones, las roturas fibrilares o los desgarros musculares sí que consiguen apartar al deportista de la competición durante un espacio más largo de tiempo.

Ahora viene la pregunta del millón, ¿por qué se producen este tipo de lesiones? Las respuestas a esta pregunta son variadas pero podemos hacer un pequeño listado de los causantes:

  • Gente con lesiones previas
  • Gente con poca flexibilidad (no quiere decir que si eres flexible no te vayas a lesionar nunca)
  • Sobreesfuerzo muscular
  • Ejercicios mal ejecutados

Después de esta pregunta, hay que resolver otra, ¿cómo podemos evitarlas?

  • Entrena correctamente. Esto incluye estirar antes y después del ejercicio, y calentar bien antes de empezar a practicar el deporte.
  • Escucha a tu cuerpo y descansa cuando lo necesites. No hagas sobre esfuerzos que luego puedes pagar.
  • Sigue una alimentación adecuada
  • En caso de que hayas sufrido una lesión, sigue una buena rehabilitación.

Además de estos consejos existen tratamientos para conseguir una buena forma física y que las lesiones musculares no aparezcan con tanta frecuencia. Un buen ejemplo de ello es la crioterapia, un tratamiento en el que el deportista se mete en un habitáculo a unos -85º durante tres minutos que se realiza después de un esfuerzo importante para que los músculos se recuperen mejor y más rápido.

Otro tratamiento recomendado para prevenir y para tratar este tipo de lesiones es la cámara hiperbárica. En el caso de que no sufras lesión alguna, esta cámara hará que tus músculos se refuercen gracias a la oxigenación y al cambio de presión. En el caso de que se produzca una lesión muscular como puede ser una rotura de fibras, el tratamiento hiperbárico consigue acelerar y mejorar la cicatrización del tejido dañado.